Biden vs. Trump

Antes de votar, ve la postura de los candidatos sobre los temas más importantes que afectan a la educación pública y a nuestros estudiantes.

Inglés | Español

Biden (D)

Sobre los temas

  • Apoya mayores oportunidades para estudiantes y educadores. Según Biden, "los educadores merecen un aliado en la Casa Blanca". Su plan de educación incluye triplicar los fondos para el Título I, eliminar las disparidades de fondos entre las escuelas, garantizar que las familias tengan acceso a servicios de apoyo y edificios escolares modernizados, y aumentar la inversión del gobierno federal en educadores. Él cree que "los educadores no deberían tener que luchar tan duro por los recursos y el respeto".

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20)

  • Tiene un plan para el COVID. Para combatir la pandemia, Biden ha propuesto un plan integral que proporcionaría "exámenes públicos gratuitos y un despliegue rápido de suministros, así como medidas económicas como licencia pagada de emergencia y la creación de un fondo de emergencia estatal y local". Además, su plan proporcionaría recursos para la ayuda alimenticia y el aprendizaje remoto de los estudiantes. Se pone del lado de "la ciencia, no de la ficción y el miedo" y predijo en enero de 2020 "el brote de un nuevo coronavirus que empeoraría antes de mejorar.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; USA Today, 27/1/20)

  • Entiende que las escuelas necesitan recursos ahora más que nunca. Los estadounidenses merecen un presidente que se asegure de que la reapertura sea lo más efectiva y segura posible. En su "Plan Para Una Reapertura Efectiva Que Impulse La Economía", Biden asegura que su administración "movilizaría al gobierno federal, en cooperación con educadores, proveedores de cuidado de niños, sindicatos, comunidades, y familias". Para reabrir escuelas de manera segura, recomienda que se pongan a disposición recursos federales, especialmente para las escuelas de Título I, que "apoyen equipo de protección personal y mejoras en esfuerzos de saneamiento; modificaciones en las aulas, horarios, tamaños de clases, y transporte para que los estudiantes puedan distanciarse físicamente; tecnología mejorada y banda ancha para nuevas formas de instrucción; apoyo para el aprendizaje socioemocional; y capacitación para educadores, padres, y estudiantes a medida que se adaptan a nuevas circunstancias". Según Biden, proporcionar a las escuelas un alivio financiero adecuado es fundamental para la economía, y advierte que el país "tendría problemas aún más graves si Estados Unidos no gasta más".

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; Biden Para Presidente: accedido 11/8/20; El New York Times, 17/1/20)

  • Apoya a los trabajadores. Para asegurar que los trabajadores del sector público, incluyendo educadores de las escuelas públicas, tengan una mayor voz en las decisiones que afectan a sus estudiantes y sus condiciones de trabajo, Biden "establecería derechos mínimos de negociación colectiva para los empleados del sector público" y crearía un grupo de trabajo a nivel de gabinete para promover sindicatos.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; Politico, 25/10/19)

  • Propone inversiones sistémicas para garantizar la equidad racial. Biden reconoce que el país está “viendo un ajuste nacional de cuentas en cuanto a la justicia racial y los trágicos costos humanos del racismo sistémico”. En su plan para “Reconstruir Mejor Avanzando La Equidad Racial”, detalla más de una docena de propuestas para ampliar el acceso para las familias afroamericanas, latinas, e indígenas a viviendas asequibles, educación superior, remuneración justa, y energía limpia”. Según Biden, "esta elección no se trata sólo de votar en contra de Donald Trump, se trata de superar este momento de crisis, entender las luchas del pueblo y construir un futuro digno de su valentía y su ambición de salir adelante”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; El New York Times, 28/7/20)

  • Respeta a los inmigrantes y apoya caminos hacia la ciudadanía. De ser electo, Biden ha prometido enviar en su primer día legislación al congreso para proporcionar un "camino hacia la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes indocumentados que tanto contribuyen a este país". También fortalecería de inmediato las protecciones para los Dreamers, priorizaría la reunificación de familias separadas, y revertiría las prohibiciones de entrada “diseñadas principalmente en contra de inmigrantes negros y latinos”. Según Biden, "los desafíos que enfrentamos no se resolverán construyendo un muro, separando familias, y negándole asilo a las personas que huyen la persecución y la violencia”. En cambio, apoya “unir a nuestra nación”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; Reuters, 20/7/20; NBC News, 27/6/20)

  • Apoya clases más pequeñas. Biden reconoce que “muchos educadores a través del país están viviendo con salarios estancados, recortes de beneficios, un creciente tamaño de clases, y menos recursos para sus estudiantes”, y apoya a los educadores en su “lucha por clases más pequeñas”. Como senador de Estados Unidos, también presentó legislación para reducir el tamaño de las clases y sugirió que las clases pequeñas deberían ser “una base de nuestro sistema educativo”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; Twitter, 23/9/19; Vote Smart, 1/10/07)

  • Ve la educación preescolar universal como una inversión. Al presentar los planes para su administración, Biden se ha comprometido a proporcionar “educación preescolar universal de alta calidad para todos los niños de tres y cuatro años”. Él cree que “ésta inversión aliviará la carga de nuestras familias, ayudará a cerrar la brecha de rendimiento, promoverá la participación laboral de los padres que quieren trabajar, y levantará de la pobreza a nuestra crucial fuerza laboral en educación infantil”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20)

  • Apoya una reinversión postsecundaria nacional. Según Biden, el país necesita “un plan audaz de educación y capacitación más allá de la escuela secundaria”. Propone invertir $750,000 millones para garantizar colegio comunitario gratuito y mayores recursos para los colegios y las universidades históricamente negras (HBCUs en inglés), los colegios y las universidades indígenas (TCUs, en inglés), las instituciones que sirven a los hispanos (HSIs, en inglés), y las instituciones que sirven a los asiáticos americanos y los indígenas de las islas del pacífico. (AANAPISIs, en inglés). Biden también apoya la matrícula gratuita en colegios y universidades públicas para familias que ganan menos de $125,000; duplicar la máxima cantidad de la beca federal Pell; y condonar deudas de estudiantes estafados por universidades con fines de lucro.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20)

  • Ve la educación superior como un bienestar público y quiere asegurarse de que todos los estudiantes que estén interesados en una educación postsecundaria puedan pagarla. Como presidente, Biden haría que los colegios públicos y las universidades públicas fueran gratis para todas las familias con ingresos menos de $125,000. Además, duplicará el valor máximo de las becas federales Pell y aumentaría el acceso al programa; simplificaría los planes de pago basados en ingresos; y garantizaría que los educadores y otros trabajadores del servicio público tengan acceso al programa federal de condonación de préstamos por servicio público. Biden también evitaría que las universidades de fines de lucro con financiamiento abusivo se beneficien de los estudiantes y responsabilizaría a los prestamistas privados.

    Fuente: (Biden Para Presidente, accedido 14/9/20)

  • Dice que el pago equitativo debería haberse adoptado hace tiempo. Biden lamenta, “ya es hora de que cerremos la brecha salarial y nos aseguremos de que a las mujeres se les pague igual que a los hombres”. En la administración Obama, participó en la aprobación del Proyecto de Ley de Pago Justo Lilly Ledbetter y abogó por la Ley de Equidad de Pago para ayudar a las mujeres que han enfrentado discriminación salarial. “Debido tanto a su género como al color de su piel”, reconoce la injusticia de las disparidades salariales para las mujeres de color. Cree que “debemos corregir estos errores y cerrar la brecha salarial de género de una vez por todas”.

    Fuente: (Medium, 27/7/20; Twitter, 23/9/19; The Hill, 29/6/19; CNN, 20/7/10)

  • Cree que todos deberían tener acceso al cuidado médico. De ser electo, Biden protegerá la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, en inglés) y resistirá los esfuerzos para “empezar de cero y deshacerse de los seguros privados”. Su plan para ampliar aún más el acceso al cuidado de salud se basaría en la ACA al ofrecer una opción pública, créditos en impuestos para las familias trabajadoras, y reducir el costo de las medicinas recetadas. Explica que “todo estadounidense tiene derecho a la tranquilidad de saber que tiene acceso a una atención médica asequible y de calidad”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20)

  • Se opone rotundamente a la privatización. Con los fondos del Seguro Social disminuyendo, Biden planea “proteger el Seguro Social para los millones de estadounidenses que dependen del programa y fortalecer los beneficios para los estadounidenses de la tercera edad más vulnerables”. De ser electo, apoyaría a los estadounidenses de la tercera edad al proporcionar “a los beneficiarios de la tercera edad un cheque mensual más alto para ayudar a proteger a los jubilados del dolor sobre la disminución de los ahorros de jubilación”. Biden también apoya “permitir que los trabajadores del sector público, incluyendo educadores que no son elegibles para el Seguro Social, comiencen a recibir beneficios de pensión antes de los 10 años que requieren actualmente muchos de sus planes”. Para ampliar aún más los beneficios, también se aseguraría de que los pagos mantuvieran a los beneficiarios por encima del nivel de pobreza y aumentaría la asistencia para viudas y viudos.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; Market Watch, 13/6/20)

  • Cree que los recortes de impuestos de Trump empeoran la desigualdad. Según Biden, “a través de todo país, demasiadas familias se están quedando atrás”. Ha criticado a las corporaciones estadounidenses como “sumamente egoístas” y, de ser electo, “aumentaría la tasa de impuesto a corporaciones del 21 al 28 por ciento, restablecería la tasa máxima de impuestos individual del 37 al 39.6 por ciento, catalogaría ganancias de capital y al morir como ingresos regulares para personas con ingresos muy altos, limitaría varias exenciones de impuestos para las personas con ingresos más altos, y ampliaría el impuesto de Seguro Social para incluir los salarios superiores a $400,000”. Según Biden, "No creo que ninguna empresa, me importa un comino lo grande que sea, por Dios, debería estar absolutamente en una posición en la que no pagan impuestos y ganan miles y miles y miles de millones de dólares.”

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; El Comité para un Presupuesto Federal Responsable (CRFB, en inglés), 30/7/20; El Washington Post, 22/5/20; Politico, 25/4/20)

  • Se opone a fondos federales para las escuelas chárter. Como defensor de las escuelas públicas, Biden no está de acuerdo con que "cualquier fondo federal se destine a las escuelas chárter con fines de lucro". Además de prohibir las organizaciones con fines de lucro, también apoya aumentar la rendición de cuentas de las escuelas chárter.

    Fuente: (Ed Week, 8/7/20; El Washington Post, 8/4/20)

  • Apoya aumentos salariales para educadores. Biden ha propuesto “triplicar los fondos federales para el Título I” para ayudar a los distritos escolares a “ofrecer a los educadores salarios competitivos”. Cree que los educadores “son la profesión más importante”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; El Washington Post, 5/7/20)

  • Se opone a los vales. Biden ha declarado que “cuando desviamos fondos públicos a escuelas privadas, debilitamos todo el sistema de educación pública. Tenemos que priorizar el invertir en nuestras escuelas públicas, para que todos los niños en Estados Unidos tengan una oportunidad justa. Por eso me opongo a los vales.”

    Fuente: (Twitter, 22/1/20)

  • Está comprometido a reducir la violencia vinculada a armas de fuego. Según Biden, “Estoy tan cansado de que la gente hable de orar. Maldita sea, tenemos que proteger a estos niños. Tenemos que hacerlo ahora”. De ser electo, “responsabilizaría a los fabricantes de armas y sacaría las armas de guerra de nuestras calles, cerraría los tecnicismos legales relacionados a crímenes de odio y el de Charleston; y prohibiría el uso de fondos federales para armar o capacitar a los educadores en el uso de armas de fuego”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; Los Angeles Times, 14/11/19)

  • Dice que las escuelas necesitan un presidente que las entienda. De ser electo, Biden se ha comprometido a “nombrar a un/a educador/a como secretario/a de educación”. Para apoyar a los estudiantes y asegurar su éxito, también propone duplicar el número de profesionales de la salud en las escuelas, apoyar a más escuelas comunitarias, y proporcionar recursos de infraestructura “para construir escuelas innovadoras, eficientes en el uso de energía y con tecnología y laboratorios para preparar a nuestros estudiantes para los trabajos del futuro”.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20; El Washington Post, 5/7/20)

  • Borraría la deuda de préstamos de los educadores. Biden no ve ninguna razón para que los educadores “se preocupen sobre cómo van a pagar sus préstamos estudiantiles mientras están ocupados educando a la próxima generación”. Propone ampliar el acceso al Programa Federal de Condonación de Préstamos por Servicio Público, con disposiciones especiales para los educadores.

    Fuente: (Biden Para Presidente: accedido 5/8/20)

  • Apoya más fondos para la educación superior (universitaria) en todos los niveles. Según Biden, “los educadores merecen un aliado en la Casa Blanca”. Reconoce que los educadores deben jugar un papel clave en las decisiones que afectan la enseñanza y el aprendizaje. De ser electo, crearía lazos continuos entre la escuela secundaria, la capacitación laboral, colegio comunitario, y los cursos universitarios de cuatro años. También proporcionaría un nuevo programa de subvenciones para ayudar a los colegios comunitarios, garantizaría la disponibilidad de servicios integrales para los estudiantes que también trabajan y tienen familias, e invertiría en instalaciones y tecnología a nivel universitario. Biden ha pedido que se establezca un nuevo programa de subvenciones para apoyar a las universidades de cuatro años con escasos recursos que atienden a un gran número de estudiantes elegibles para recibir la beca federal Pell -- un “Título I para la educación postsecundaria”. También reconoce y apoya a los colegios y universidades que desempeñan papeles únicos y vitales en sus comunidades, incluyendo los colegios y las universidades que atienden a los estudiantes afroamericanos (HBCUs, en inglés), las instituciones que sirven a los hispanos (HSIs), los colegios en las comunidades indígenas (TCUs); todas las instituciones que sirven a las minorías. Como presidente, aseguraría un convenio federal-estatal en la que los estados inviertan en universidades comunitarias y tengan flexibilidad para invertir también en la preparación universitaria o la asequibilidad en instituciones universitarias de cuatro años, implementando todas las propuestas en asociación con los estados, así como con la facultad y personal de las instituciones.

    Fuente: (Biden Para Presidente, accedido 14/9/20; Los Angeles Times, 18/8/20)

  • Reconoce el papel vital desempeñado por los colegios y las universidades que atienden a los afroamericanos (HBCUs), y otras instituciones que sirven a las minorías (MSIs). Como presidente, Biden tomará medidas para rectificar las disparidades de fondos que enfrentan las MSIs, incluyendo las HBCUs, las instituciones que sirven a los hispanos, y los colegios y las universidades en comunidades indígenas, para que Estados Unidos pueda beneficiarse de sus fortalezas únicas. Su plan invierte $18,000 millones para hacer que estas instituciones sean más asequibles para los estudiantes; $20,000 millones para mejoras de infraestructura e instalaciones muy necesitadas; y $10,000 millones para crear al menos 200 nuevos “centros de excelencia” que servirán como incubadoras de investigación. El objetivo es aumentar las tasas de matrícula, retención, graduación, y empleo de estudiantes después de terminar la carrera postsegundaria. Biden también hará permanente $750 millones anuales en fondos del Título III y del Título V, proporcionando un dedicado flujo de ingresos de $7.5 mil millones durante los primeros 10 años. Para promover la equidad racial en toda nuestra economía, Biden condonaría todas las deudas estudiantiles federales relacionadas con la matrícula de los colegios públicos y las universidades públicas de dos y cuatro años, así como de las HBCUs y MSIs privadas, para quienes tienen esa deuda y ganen menos de $125,000.

    Fuente: (Biden Para Presidente, accedido 14/9/20; Essence, 30/7/20)

  • Ofrece una respuesta integral a la agresión sexual en recintos universitarios. En su “Plan para Poner Fin a la Violencia Contra las Mujeres”, Biden pide una mayor educación preventiva, más derechos de denuncia para sobrevivientes, y un regreso a las directrices del Título IX de los años de Obama-Biden. Según él, “una administración Biden ayudará a educar y empoderar a las personas jóvenes con el conocimiento y las herramientas que necesitan para prevenir la violencia sexual y la violencia entre parejas, incluyendo un enfoque en el acoso en línea.

    Fuente: (Biden Para Presidente, accedido 17/9/20; Los Angeles Times, 18/8/20)

Trump (R)

Sobre los temas

  • Apoya fondos públicos para escuelas privadas. Trump ha declarado que “el código postal de un niño en Estados Unidos nunca debería determinar su futuro”, pero su administración apoya recortar los programas educativos en $5,000 millones para financiar un programa federal de vales para becas para escuelas privadas. Según Trump, “la gente quiere opciones de escuela” y “como presidente, lucho todos los días por el niño olvidado”.

    Fuente: (Ed Week, 23/6/20; Centro para el Progreso Americano (CAP, en inglés), 11/2/20; Ed Week, 9/12/19)

  • Cree que COVID simplemente desaparecerá. Al rechazar la ciencia y las realidades de la pandemia, Trump y su administración fallaron en preparar al país para el virus. Al contrario, se ha quejado de que “los demócratas están politizando el coronavirus” y ordenó a los senadores republicanos a que “actúen más fuertes o perderán en noviembre". Con más de 51 millones de estadounidenses sin trabajo, incluyendo casi un millón de educadores, y casi 200,000 muertes relacionadas con el virus, él cree que el COVID "desaparecerá. Las cosas desaparecerán. No tengo ninguna duda de que desaparecerá".

    Fuente: (CNBC, 5/8/20; NBC News, 19/5/20; Vox, 2/4/20; NBC News, 28/2/20)

  • Abre o verá. Trump no "considera que nuestro país regresará si las escuelas están cerradas". Ignorando sus propias directrices de la Casa Blanca y las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que sugieren que las escuelas permanezcan cerradas hasta que los estados puedan mostrar “disminuciones en enfermedades similares a la gripe y casos documentados de COVID-19”, ha exigido que las escuelas vuelvan a abrir con clases en persona o él “pudiera recortar fondos” y darle vales a los padres. A pesar de los aumentos repentinos en los casos de COVID, Trump afirma que los niños “detienen” el virus, mientras que su Secretaria de Educación, Betsy DeVos, le asevera a las familias que “los adultos que instigan el miedo y ponen excusas simplemente tienen que dejar de hacerlo”.

    Fuente: (La Casa Blanca, accedido 11/8/20; El New York Times, 8/7/20; Politico, accedido 6/8/20; ABC News, 24/7/20; Forbes, 9/7/20; Politico, accedido 15/5/20)

  • Se opone a los sindicatos y a los derechos de los trabajadores. Trump se alinea públicamente con los trabajadores estadounidenses, pero apoya “la disminución de las protecciones laborales, revertir la seguridad laboral, y debilitar los sindicatos federales”. Al celebrar la decisión de Janus, tuiteó que "los trabajadores no sindicalizados pueden apoyar al candidato que quieran sin que los que controlan el sindicato decidan por ellos”. Un juez federal ha impedido que su administración debilite a los sindicatos federales mediante una serie de órdenes ejecutivas. En respuesta, la administración Trump ha buscado desafiar los derechos de los trabajadores agencia por agencia. En el Departamento de Educación, los empleados de base han acusado a la Secretaria Betsy DeVos de destruir un acuerdo laboral de largo plazo, a la vez que se refiere a los sindicatos como “defensores del orden establecido”.

    Fuente: (El Washington Post, 9/7/19; Newsweek, 2/9/18; On Labor, 27/6/18; El Washington Post, 28/3/18)

  • No soy racista. La administración Trump ha desmantelado las oficinas de derechos civiles en los departamentos de Educación y Justicia; apoya que sea más difícil registrar quejas por discriminación en la vivienda; revocó directrices sobre disparidades raciales en las suspensiones escolares; eliminó las protecciones para los estudiantes transgénero; instituyó una restricción de entrada a personas de países mayormente musulmanes; y apoya monumentos a generales confederados. Con un historial igualmente extenso de lenguaje racialmente ofensivo, Trump afirma que “él es la persona menos racista que existe en el mundo”, pero describe los esfuerzos para garantizar la justicia racial y social como una “campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestra héroes, borrar nuestros valores, y adoctrinar a nuestros niños bajo la bandera de la justicia social”.

    Fuente: (Roll Call, 22/7/20; El Washington Post, 5/7/20; NPR, 2/7/20; USA Today, 30/7/19; El Washington Post, 2/1/19, El Washington Post, 21/12/18)

  • Apoya una mesa más corta y un muro grande. Para garantizar la “seguridad y prosperidad de todos los estadounidenses”, Trump apoya las políticas de inmigración que “restablecen el estado de derecho y aseguran nuestra frontera”. Él permanece descaradamente “comprometido a construir un muro fronterizo y asegurar el rápido traslado de los que ingresan ilegalmente, y terminar con la migración en cadena, eliminando la lotería de visas, y moviendo el país hacia un sistema de entrada basado en mérito”. Fiel a su palabra, su administración ha tenido bajo detención a niños en jaulas y ha separado familias; se opone a los Dreamers; amplió el uso de la detención, limitó acceso al asilo, reforzó sus políticas sobre la frontera entre Estados Unidos y México; pidió una ofensiva contra las ciudades santuario; y aumentó presupuestos para la cooperación local-federal en la aplicación de leyes de inmigración.

    Fuente: (La Casa Blanca, accedido 6/8/20; Forbes, 30/7/20; NPR, 20/6/20; El New York Times, 1/7/18)

  • Intentó recortar fondos que reducirían el tamaño de las clases. Para el año fiscal 2021, Trump propuso consolidar 29 programas importantes de educación en una sola subvención en bloque, incluyendo $2.1 mil millones en fondos del Título II. Estos recursos proporcionan fondos para distritos de alta necesidad para contratar educadores para reducir el tamaño de las clases. Según su Secretaria de Educación, Betsy DeVos, “los diferentes estados gastarán su parte de la subvención en bloque de manera diferente, y eso está bien”.

    Fuente: (Ed Week, 10/2/20)

  • Posterga el tema de programas preescolares. Trump no apoya el acceso universal a la educación preescolar y financia marginalmente el programa de subvenciones para el desarrollo preescolar, Head Start, y la subvención en bloque para el desarrollo y el cuidado de niños. En cambio, ha propuesto “un grupo de trabajo independiente que haría recomendaciones al congreso para un uso más eficiente de los casi $40,000 millones en fondos para el cuidado de niños y la educación infantil que los contribuyentes estadounidenses proveen cada año”.

    Fuente: (El New York Times, 15/3/20; CNBC, 1/2/20; La Casa Blanca, 12/12/19)

  • Prefiere hacer grandes otra vez a las universidades con fines de lucro. Manteniendo su promesa de revertir las políticas de la era de Obama, Trump ordenó al Departamento de Educación que desmantelara las regulaciones diseñadas para tomar medidas enérgicas contra las universidades con fines de lucro que tienen un historial de prácticas engañosas y depredadoras. Para distinguir aún más su administración, también ha apoyado más de $2,000 millones en recortes a los programas de ayuda financiera para estudiantes, incluyendo la congelación de la máxima cantidad que se otorga bajo la beca federal Pell, la eliminación de los préstamos Stafford, y la reducción del apoyo para programas de acceso a la universidad como TRIO y GEAR UP que sirven a estudiantes de primera generación y a estudiantes de color.

    Fuente: (Centro para el Progreso Americano (CAP, en inglés), 10/2/20; CNN, 28/6/19)

  • Intentó recortar más de $2,000 millones en fondos federales para estudiantes en el año fiscal 2021. El plan presupuestario de Trump incluye congelar la cantidad máxima de la beca federal Pell para la próxima década, recortar $630 millones del programa federal de trabajo y estudio, y eliminar programas como el préstamo subsidiado Stafford, la condonación de préstamos para servicio público, y la subvención complementaria para oportunidades educativas. También apoya la consolidación de los programas de becas federales GEAR UP y TRIO que benefician a los estudiantes de comunidades de escasos recursos. Además, el presupuesto de Trump pedía la ampliación sin fondos adicionales de becas Pell a estudiantes en programas no tradicionales de corto plazo y a ciertos estudiantes que están encarcelados.

    Fuente: (Inside Higher Ed, 11/2/20; Education Dive, 10/2/20)

  • Detuvo los esfuerzos de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) de recopilar datos de pago por raza y género de las grandes compañías. Un juez federal ordenó a la administración Trump restablecer una regla de la era de Obama que requería que las empresas reportaran datos por raza y género para ayudar a cerrar la brecha salarial. Según Trump, las disparidades salariales entre hombres y mujeres son difíciles de abordar porque "es muy difícil decir cuál es el mismo trabajo". También ha dicho que, "[si] empiezas a decir que todo el mundo recibe el mismo salario, te alejas del Sueño Americano; y si todo el mundo recibe lo mismo estás en una sociedad socialista".

    Fuente: (Donald J. Trump Para Presidente, accedido 6/8/20; Time, 2/4/19; El Washington Post, 5/3/19)

  • Promesas, promesas. Su manejo de la pandemia de COVID-19 ha causado una gran crisis de salud pública, pero Trump ha declarado que “firmaremos un plan de cuidado de salud dentro de dos semanas, un plan de cuidado de salud pleno y completo”. Aunque no cumplió con su fecha límite y no ha publicado un nuevo plan para reemplazar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, en inglés), sus logros en el primer mandato incluyen recortar fondos para programas que ayudan a las comunidades desatendidas a acceder a servicios de salud; eliminar el mandato individual de la ACA y detener los subsidios a las aseguradoras que los motivaron a permanecer en el mercado de intercambio de la ACA; permitir que los estados agreguen requisitos laborales a la elegibilidad para Medicaid; y alegando que ahorró cobertura para personas con condiciones preexistentes, a la vez que instruye al Departamento de Justicia que presente una demanda en contra de la misma.

    Fuente: (El Washington Post, 1/8/20; Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas (CBPP, en inglés))

  • Lo siento no lo siento Trump afirma que realizar cambios en los gastos a programas de bienestar social es “lo más fácil de todas las cosas”. Antes de que fuera electo, prometió no recortar Medicare, Medicaid, o Seguro Social. Sin embargo, de ser electo a un segundo mandato, Trump ha señalado que está dispuesto a recortes a Medicare y propondría recortes más profundos a los programas de discapacidad bajo Medicaid y el Seguro Social. Según él, “en el momento adecuado, lo veremos”.

    Fuente: (El Washington Post, 22/1/20; El New York Times, 22/1/20)

  • Cree que ahora es el momento de recortar impuestos. A la vez que más de 51 millones de estadounidenses enfrentan el desempleo, incluyendo a casi un millón de educadores, Trump cree que una pandemia es el momento adecuado para un recorte de impuestos sobre la nómina. Sugiere que “es un ahorro tremendo, y creo que es un incentivo para que las empresas de nuevo contraten a sus trabajadores y mantengan trabajadando a sus empleados”. Después de impulsar un recorte de impuestos de $1.5 billones que benefició a las corporaciones y a los ricos, hasta los representantes de la Cámara de Comercio de Estados Unidos observaron que un recorte de impuestos sobre la nómina “no es un tema que escuchamos de las empresas o las cámaras estatales y locales como una prioridad que ayudaría durante este tiempo”.

    Fuente: (El New York Times, 23/7/20; NPR, 20/12/19; NPR, 20/12/17)

  • La elección de escuela es una prioridad. Trump ha declarado que su administración está “luchando por la elección de escuela, que realmente es el tema de derechos civiles de todos los tiempos en este país”. Según él, sus "presupuestos propuestos han hecho de la elección de escuela una prioridad al incluir $1,000 millones en subvenciones para el programa Fomentar las Opciones de los Niños para Desbloquear el Éxito en la elección de escuelas públicas y $250 millones para promover la elección de escuelas privadas a través del Programa de Investigación e Innovación Educativa.”

    Fuente: (Donald J. Trump Para Presidente, 5/8/20; Fox News, 16/6/20)

  • El hablar es barato. A pesar de “admirar” a los maestros, la solicitud de presupuesto de Trump para el año fiscal 2021 propuso la eliminación de fondos para programas como "las subvenciones estatales para Instrucción Efectiva, la subvención Apoyando el Desarrollo de Educadores Eficaces y los programas de Incentivos para Educadores y Líderes Escolares, que proporcionan fondos para reclutar, preparar, desarrollar, y remunerar” a los educadores.

    Fuente: (Centro para el Progreso Americano (CAP, en inglés), 11/2/20; Politico, 29/4/19)

  • Los vales reinan, incluso durante una pandemia. El presidente cree que la pandemia de COVID-19 es el momento oportuno para instar al congreso a apoyar un crédito escolar sobre impuestos de $5,000 millones que trasladaría fondos públicos a escuelas privadas. Afirma que este es “el tema de derechos civiles de nuestro tiempo” y que estos créditos sobre impuestos o vales para escuelas privadas ayudarán a rescatar a “los afroamericanos ... que quedan atrapados en escuelas de mal gobierno”. Refiriéndose a la oposición de los sindicatos a los vales, observa que “no están en contra por las razones correctas. Están en contra por muchas de las razones equivocadas. Y vamos a arreglar eso”.

    Fuente: (Donald J. Trump Para Presidente, 5/8/20; The Washington Post, 6/12/20)

  • Prohibió los aceleradores de disparos. La administración Trump emitió una regla oficial prohibiendo los aceleradores de disparos, pero no ha tomado ninguna medida sobre la verificación de antecedentes o sobre las armas de asalto. Trump firmó la Ley Detenga la Violencia Escolar y ha solicitado fondos adicionales para medidas de seguridad escolar. Sin embargo, para reducir la violencia con armas de fuego en las escuelas, Trump también ha presentado una propuesta respaldada por la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés) para pagarles un bono a los educadores por portar armas.

    Fuente: (Donald J. Trump Para Presidente, 5/8/20; ABC News, 5/8/19; NPR, 26/2/18)

  • No tiene un plan. Aunque afirma estar “comprometido a preparar a los trabajadores estadounidenses para los empleos de hoy y de mañana”, Trump apoya recortes cada año a los Centros Comunitarios de Aprendizaje del Siglo 21 y abandonó un acuerdo con los demócratas de infraestructura de corto plazo de $2 billones que hubiera ampliado sistemas de banda ancha. Aunque tuiteó que el acuerdo era “muy necesario”, dejó las negociaciones después de que los republicanos se resistieron al costo del plan.

    Fuente: (Afterschool Alliance, 10/2/20; El Washington Post, 4/5/19; La Casa Blanca, 31/7/18)

  • Se opone a la condonación de préstamos por servicio público. En cada una de sus solicitudes de presupuesto desde que asumió el cargo, Trump ha pedido la eliminación del Programa de Condonación de Préstamos por Servicio Público.

    Fuente: (CNBC, 10/2/20)

  • Apoya algunos aumentos en los fondos, pero exige recortes anuales considerables en fondos federales destinados a la investigación y estudios En su presupuesto para el año fiscal 2021, Trump pide un aumento de casi $900 millones en fondos para capacitación profesional y técnica y añade $830 millones en fondos para la Fundación Nacional de Ciencias para subvenciones relacionadas con la inteligencia artificial e institutos de investigación interdisciplinarios. Sin embargo, por cuarto año consecutivo, Trump también recomendó hacer recortes profundos (del 6.5 al 23.6 por ciento) a los presupuestos de los Institutos Nacionales de Salud, la Fundación Nacional de Ciencias, y los programas de ciencia en el Departamento de Energía y la NASA. También eliminaría una variedad de programas de investigación biológica y ambiental, incluyendo el principal programa de investigación cooperativa del Servicio Geológico de Estados Unidos con universidades que ayuda a financiar a los estudiantes de posgrado.

    Fuente: (Inside Higher Ed, 11/2/20; Science, 11/2/20)

  • Tiene un historial mixto de apoyo para HBCUs y otras instituciones que atienden a las minorías (MSIs). Trump firmó la Ley FUTURE en diciembre de 2019, una legislación bipartidista que otorgó de manera permanente $255 millones en fondos para programas en la enseñanza de ciencia, tecnología, ingeniería, y matemática (STEM, en inglés) para universidades que sirven a las minorías, incluyendo aproximadamente $85 millones asignados específicamente a las HBCUs. Además, el programa Fortalecimiento de las Universidades que Sirven a los Afroamericanos (SHBC), parte del Título III, aumentó de $245 millones en apoyo federal en 2017 a $325 millones este año fiscal. Sin embargo, la propuesta de Trump de reestructurar y recortar los programas TRIO en un 40 por ciento afectaría de manera desproporcionada a los estudiantes en las HBCUs, y también ha buscado eliminar ese mismo programa de fortalecimiento de las universidades que sirven a los afroamericanos. Durante su administración, las HBCUs han visto reducciones en el apoyo federal a la ciencia y la ingeniería.

    Fuente: (Inside Higher Ed, 23/1/20)

  • Revirtió las directrices del Título IX de la administración Obama-Biden y anunció cambios que debilitarán los esfuerzos para reducir la agresión en recintos universitarios. En mayo, la Secretaria de Educación de Trump, Betsy DeVos, anunció cambios que definían de manera más estricta la conducta sexual inapropiada y otorgaron a los estudiantes acusados de tal conducta protecciones más estrictas bajo el debido proceso legal.

    Fuente: (Los Angeles Times, 18/8/20; CNN, 6/5/20)

Únete a Educadores Con Biden